jueves, 22 de noviembre de 2012

¿ES BENÍTEZ LO QUE QUIERE ABRAMOVICH?


Eden Hazard, habitual ala ofensiva del Chelsea, tuvo que ser el primer sorprendido cuando vio que jugaría como "9" del equipo en el trascendental partido de Champions frente a la Juve. Di Matteo, atosigado por los malos resultados en las últimas semanas en la Premiership, apostó por sentar a Torres, con "el Duque" en punta y Ramires por detrás, junto con Mata y Óscar. Ese fue el primer paso hacia la hecatombe del Chelsea en Turín.

Después de un funesto encuentro en el que ninguno de los jugadores blues dio la cara, el señalado por el capataz del equipo del oeste de Londres sería aquel que llevó a la gloria al Chelsea hace unos seis meses: Roberto Di Matteo. El italiano, renovado a raíz de la presión popular de la hinchada tras la consecución de la Champions, nunca había sido del gusto de Roman Abramovich, que hubiese preferido a un entrenador consagrado y seguro de sí mismo para volver a llevar al Chelsea a un gran título esta temporada. Pero Di Matteo siempre hizo lo que quiso el que pone la pasta: consiguió llegar al final de la transición entre la vieja guardia y las nuevas estrellas recién llegadas, a las que el italiano tuvo que ubicar sí o sí en el centro del campo, aunque muchos de ellos jugasen en la misma posición. Aún nos preguntamos porqué se gastaron más de 100 millones entre Hazard, Oscar y Mata cuando los tres jugadores juegan en una demarcación similar. Con todo ello, Abramovich nunca creyó en las facultades de Di Matteo, que llegó de rebote al primer equipo tras la fulminación de Villas-Boas el año pasado, curiosamente tras una bochornosa derrota frente al Nápoles en la ida de octavos de final.



Lo curioso es que la salida a este gabinete de crisis se ha encontrado en un hombre también de corte defensivo, pero con un sello de mayor experiencia y "español" que es lo que se lleva ahora en la Premier: Rafa Benítez. El técnico madrileño, en paro desde que dejase al Inter de Milán en 2010, llega a Londres como hombre consagrado en las islas por su excelente trabajo realizado al frente del Liverpool durante seis temporadas. ¿Es entonces Benítez lo que busca el Chelsea? A mi modo de parecer, no. Abramovich quiere jugar bonito, y eso es factible, pero necesita de algún retoque en una plantilla mal confeccionada desde verano. Lo más probable es que Benítez pueda dar resultados al Chelsea, pero no creo que Stamford Bridge vuelva a disfrutar del buen juego que lleva añorando desde la época del gran equipo que construyó Mourinho.

Hoy por hoy, el Chelsea tiene un equipo con muchas lagunas y deficiencias, y falto de algunos retoques en ciertas posiciones de ataque ante la acumulación de jugadores en una misma posición. De momento, Rafa tiene un gran desafío en dos semanas, y no es otro que ganar el último partido y esperar el milagro entre Shaktar y Juventus para pasar a la siguiente ronda de Champions. La vía más probable para él es intentar asaltar la Liga, título que nunca consiguió ganar en ninguno de los equipos en los que entrenó.

domingo, 18 de noviembre de 2012

BENZEMA RECUPERA SU TRONO

Benzema es un delantero peculiar. Pese a que no se caracteriza por su fiereza ni por una especial capacidad de lucha por el campo, sus botas destilan un fútbol de 18 quilates. Técnicamente superior a su rival por hacerse con el puesto de delantero centro en el Madrid, pero por debajo de él en cuanto al volumen de trabajo, Karim se ha visto alejado del argentino en lo que llevamos de temporada. Sin embargo, el partido de anoche le sirvió para volver a reencontrarse consigo mismo y con ese talento que empezó a despertar en Chamartín hace dos años, cuando Mourinho consiguió que dejase atrás su personalidad gatuna en el campo para convertirse en el sobresaliente jugador que vimos la temporada pasada y que anoche cuajó una actuación estelar. 

A pesar de los trascendentes tantos que anotó el francés en Champions frente a Ajax y Manchester City, no entendía su escasa participación en Liga, donde Higuaín le había ganado el puesto. La única explicación posible era su bajo estado de forma después del descanso que había tenido después de una excelente temporada con el Madrid y la Eurocopa con la selección francesa. Como bien había comentado recientemente en este blog, la lesión del "Pipa" era la oportunidad perfecta para volver a hacerse con los galones perdidos y recuperar la confianza de Mourinho no sólo para los partidos de Champions, sino también para noches como la de ayer, con rivales de nivel medio del campeonato nacional.


No pudo escoger mejor momento para volver al lugar que nunca debió abandonar. Con el City a la vuelta de la esquina, Benzema abrió su particular repertorio técnico, a pesar de un pobre Athletic que no pudo hacer nada para frenar los continuos desmarques, asistencias y participación en el juego del galo. También la fortuna se alió con él en el primer tanto que Aurtenexe se encargó de alojar en las mallas. Pero fue su segundo gol el que define a la perfección su papel. Después de recibir en el área un pase que apenas tenía peligro, se zafó de sus defensores y, a la media vuelta y sin pensárselo dos veces, soltó un precioso disparo que cogió un "efecto boomerang" que se coló por el palo largo de la meta defendida por Iraizoz. Una obra de arte sólo al alcance de muy pocos futbolistas. Ésa es la principal diferencia que posee el francés con Higuaín. Su calidad técnica y su capacidad de resolver, ser determinante y hacerte ganar partidos con un sólo movimiento de caderas. 

Después, Karim aún tuvo tiempo de dar una excepciona asistencia a Ozil y ser sustituido para llevarse una atronadora ovación del público del Bernabéu, sabedor e inteligente en reconocer su labor y orgulloso de poder disfrutar en su estadio de uno de los mejores delanteros del mundo. Ése es el Benzema que está de vuelta, el que debe ser sin lugar a dudas, el 9 titular del Real Madrid.

viernes, 9 de noviembre de 2012

OPORTUNIDAD PARA BENZEMA

Karim Benzema ha "explotado" en unas declaraciones al diario L´equipe, donde ha explicado que le gustaría contar con más minutos en el Real Madrid"Claro que tengo ganas de jugar más, desde el principio de temporada paso más tiempo en el banquillo que en el campo, pero voy a continuar peleando para aprovechar los minutos que me dan". 

Benzema se encuentra ante una tesitura importantísima para mejorar su papel en el equipo como 9 del Real por delante de Gonzalo Higuaín. A pesar de que se ha consolidado como el delantero del Madrid en los partidos más importantes (el último encuentro en el Camp Nou en Liga, puede servir como ejemplo), Benzema no termina de entender esta especie de dualidad que ha optado Mourinho al alternar al galo en Champions y al "pipa" en Liga y que lastra la mejora progresiva en su idilio de cara al gol. Esta situación no gusta al francés, que iba a ser titular el pasado miércoles en el Bernabéu frente al Borussia aunque finalmente tuvo que estar ausente por una lesión que se produjo en el entrenamiento en los días previos al partido. 

Benzema sabe de sobra que está por delante de Higuaín en cuanto a la etiqueta de responder en partidos y momentos clave. Sin ir más lejos, el gol que anotó frente al City en Champions metió al Madrid de lleno en la remontada frente a los de Mancini, por no hablar del antológico gol que anotó en Amsterdam frente al Ajax de tijera. Sin embargo, es en el campeonato doméstico donde el francés no termina de cuajar, como se ha demostrado en las cuatro temporadas que lleva militando en el Real Madrid. Por que los números no engañan: Higuaín ha anotado 66 goles en las últimas cuatro temporadas en Liga, por 45 del francés.


Con todo ello, la baja de Higuaín durante un largo mes le abre las puertas de la Liga, donde ha disputado tan sólo 3 partidos como titular en lo que llevamos de campeonato, habiendo conseguido un único tanto y 15 remates entre los tres palos, un bagaje muy pobre para el delantero centro de todo un Real Madrid. Toda vez que se perderá el encuentro frente al Levante por lesión, parece que sí que podrá disputar los siguientes partidos frente a Betis, Valladolid, Athletic y Atlético de Madrid. 

Benzema tiene que demostrar también la regularidad de la que suele hacer gala el "pipa" en el campeonato regular, la asignatura pendiente del francés. Si lo hace, y sabiendo que el francés ha adquirido una vitola de mayor importancia en los momentos importantes que el argentino, Benzema tendrá mucho terreno ganado en la batalla por hacerse con la titularidad indiscutible en la delantera del Madrid en lo que resta de temporada, algo que sí que consiguió el año pasado.

jueves, 8 de noviembre de 2012

XABI ALONSO, EL MEJOR FICHAJE DESDE ZIDANE


Xabi Alonso (Tolosa, 1981), tenía solamente 21 años cuando un 13 de abril de 2003, el Real Madrid de los Zizou, Figo, Raúl, Ronaldo y compañía se presentó en Anoeta en un partido que aún queda fresco en los aficionados del ambos conjuntos. La Real, que estaba cuajando una temporada sensacional, vio la oportunidad de seguir la estela del un Madrid que se alejaba a 6 puntos del liderato del campeonato doméstico. Después de los 90 minutos, el 4-2 reflejaba en el marcador la absoluta superioridad de los donostiarras, en un encuentro en el que el mismo Xabi Alonso trajo el delirio a Anoeta con el cuarto gol tras un perfecto disparo con rosca sobre el palo izquierdo que se coló en la portería defendida por un jovencísimo Casillas. Los jugadores madridistas, entre ellos el mago "Zizou" se quedaron ensimismados ante el desparpajo y el control total del juego por parte de este chaval de 21 años. Hoy, casi 10 años después, es aquel adolescente tímido, tranquilo y con ese exquisito pase largo capaz de romper cualquier línea defensiva rival el que guía el juego del Real Madrid con un liderazgo incontestable.

Después de aquel partido, la historia es de sobra conocida: el Madrid ganó la Liga y dejó escapar, un año más tarde, a la jovencísima perla que ponía rumbo a la Premier, donde se hizo amo y señor del centro del campo del Liverpool durante 5 temporadas. Florentino no quiso pagar 18 millones por un jugador por el que años más tarde tuvo que pagar 30.


Creo, al igual que él mismo reconoció el día de su presentación en la sala de prensa del Bernabéu, que fichar por el Madrid era el paso que tenía que dar en su carrera, y por el que llevaba peleándose con su entonces técnico, Rafa Benítez, desde hacía varios meses. Desde ese día, hasta el último partido frente al Borussia, donde algunos dicen que Xabi jugó uno de sus peores partidos de blanco, el "14" blanco ha sido el faro del Madrid. Ni Sahin, Modric o Granero, a lo largo de estos 4 años, han podido dar las prestaciones del jugador vasco cuando él ha estado ausente. Por todo ello, y después de llevar siguiendo la actualidad del equipo blanco desde que tengo uso de memoria, desde mi más humilde opinión, pienso que Xabi Alonso es el mejor fichaje que ha realizado el Real Madrid desde el histórico traspaso de Zinedine Zidane en el verano de 2002.

Es cierto que muchos me recordaréis nombres ilustres que han pasado por el vestuario blanco a lo largo de esta década, como Sergio Ramos, Ronaldo, Beckham o CR7. Eso sí, hay que salvar las distancias. Obviamente, el rendimiento de un centrocampista no puede compararse a los registros goleadores de jugadores como Ronaldo o Cristiano Ronaldo, cuyos affaires con el gol han dado muchísimas alegrías al Real Madrid. Pero creo que el hecho de ser el motor del equipo durante tantas temporadas, y sin que apenas pueda disfrutar de un largo y merecido descanso (en 2008, 2009, 2010 y 2012 ha disputado torneos internacionales con la selección española) hacen que el rendimiento del tolosarra haya sido de matrícula de honor.

Ningún jugador de una extensa lista de más de 50 fichajes han tenido el peso, presencia, galones, envergadura, trascendencia y categoría (podría seguir añadiendo más atributos) en el centro del campo blanco como la que ha venido demostrando Xabi Alonso desde que fichara por el Madrid en aquel tumultuoso verano de 2009.


Su palmarés es envidiable. A nivel de clubes, el donostiarra lo ha ganado todo, gozando de un papel superlativo en cada uno de los trofeos que quedan anotados en su curriculum. Para la memoria queda aquella final de Liga de Campeones frente al Milán, en el que un gol suyo (tras rechace del penalti que repelió Dida) marcó el inicio de la histórica remontada red que acabó llevando la orejona camino de Liverpool en aquella mágica noche de 2005 en Estambul. En el Real Madrid, Alonso ha tenido un papel fundamental en los tres títulos cosechados desde la llegada de Mourinho al equipo blanco: Liga, Copa y Supercopa. 

Con el portugués al mando, el control de Xabi Alonso sobre el juego blanco ha sido, si cabe, aún más trascendente, puesto que se ha erguido como una de las piezas fundamentales de The Special One. Es para Mourinho uno de los cuatro pilares del equipo (Casillas, Ramos, Xabi Alonso y Cristiano Ronaldo), y su prolongación táctica en el terreno de juego. El carácter más bien introvertido y tímido de Xabi Alonso ha propiciado que su papel haya sido de mediador entre los conflictos que han existido en las dos últimas temporadas entre el los jugadores españoles y Mourinho, por lo que siempre ha estado al margen de cualquier trifulca en el vestuario. En cuanto a la afición, él es también uno de los "intocables" para el Santiago Bernabéu, que valora como a ningún su capacidad de trabajo, eso y el hecho de tener en él a uno de los integrantes de la plantilla que hizo a España campeona del mundo hace de Xabi Alonso un jugador especial para las gradas de Chamartín. El año pasado, en el único partido que el tolosarra ha sido sustituido en estas cuatro temporadas, la afición le brindó una atronadora ovación al dejar el terreno de juego. Este año se encuentra, como en otras ocasiones, entre los 23 nominados para ganar el trofeo Balón de Oro FIFA.

Xabi ha jugado 158 partidos y ha marcado 6 goles en las 4 temporadas que lleva jugando en el Real Madrid. Más datos: de un total de 182 partidos oficiales, Alonso ha jugado en 161 de ellos. 


Con él el Madrid encontró al constructor de juego que estaba anhelando desde la marcha del gran Zizou (aunque la posición de _Xabi sea más alejada del área). Todavía recuerdo con cierto bochorno aquellas temporadas en las que el juego del equipo blanco pasaba por la inspiración de un tal Fernando Gago, Pablo García, Emerson, Diarra o Wesley Sneijder. Otros me podrán recordar a Guti, por ejemplo. Ningún centrocampista ha mostrado la regularidad de la que sí ha hecho gala el tolosarra, y por ello, el equipo sufre demasiado cuando él no está. De hecho, a muchos madridistas aún les duele ese encuentro de octavos de final de Liga de Campeones de la temporada 2009/2010 frente al Lyon, un partido que Xabi se perdió por sanción y que estoy seguro, no habría acabado con el Madrid de vuelta a casa si el entonces "22" blanco hubiese estado en el terreno de juego.

Pero no sólo ha sido su club el beneficiado de este jugador. Aunque a alguno le pese, desde que Xabi Alonso es titular indiscutible de la selección española, junto con Busquets en el archiconocido doble pivote, España ha ganado un Mundial y una Eurocopa, aunque también es cierto que tuvo una notable presencia en el europeo que se ganó en Austria y Suiza, siendo siempre el primer recambio de Luis Aragonés en toda la fase final del torneo. Actualmente, Alonso ha disputado un total de 106 partidos con la Roja, a 20 del segundo clasificado, Andoni Zubizarreta. Es de esperar que cuando deje de jugar en la selección (todo hace pensar que será después del Mundial de Brasil) Alonso quedará como en el podio de jugadores, junto con Casillas y Xavi, con más partidos en la historia de la selección, pudiendo superar perfectamente los 130 partidos.

lunes, 5 de noviembre de 2012

EL MADRID NO PUEDE FALLAR ANTE EL BORUSSIA

El Madridismo guarda con un especial cariño en su corazón la última visita del Borussia Dortmund a Chamartín. Aquel partido, que encumbró a un tal Karembeu (campeón del mundo con Francia en ese verano de 1998), estuvo sacudido por el derribo de la portería del fondo Sur del Santiago Bernabéu. En lo futbolístico, la gran actuación del francés, que anotó el definitivo 2-0, sirvió para llevar a Madrid a la finalísima de Amsterdam, donde aquel gol de Mijatovic devolvería la "orejona" a las vitrinas blancas 32 años después.

Más allá de la historia, el Real Madrid se juega mañana buena parte de sus aspiraciones de ser primero de su grupo en Liga de Campeones. Después de la dolorosa derrota ante el Dortmund hace dos semanas en territorio alemán, los de Mourinho deben ganar sí o sí, a no ser que se quieran jugar la clasificación en casa del Manchester City y en el Bernabéu en el último partido. Una victoria en el Bernabéu los colocaría como primeros de grupo, y con la confianza de saber que siguen dependiendo de ellos mismos para clasificarse para octavos de final.

En cuanto al 11 que saltará al terreno de juego, Mourinho no podrá contar ni con Benzema ni con Khedira, que sigue con las molestias que sufrió en el último partido de Champions. Arbeloa volverá a repetir como lateral izquierdo, toda vez que Coentrao y Marcelo siguen en el dique seco, por lo que Essien no tendrá que volver a pasar las de caín en el lateral izquierdo. La duda está en saber quién acompañará a Xabi Alonso en el centro del campo, aunque es el ghanés el que tiene todas las papeletas de ser el suplente de Khedira, ya que me cuesta mucho creer que The Special One sea capaz de alinear al croata Modric como acompañante del tolosarra. Arriba, Higuaín, que tiene la pólvora mojada desde que aterrizó en 2006 en el equipo en Liga de Campeones (sólo ha anotado 7 tantos en tantas temporadas en el Madrid) será el 9 titular del equipo. Como bien comunicó Mourinho hoy en rueda de prensa, Varane será central, por lo que Sergio Ramos tendrá que volver al lateral derecho.

Con todo ello, el Borussia Dortmund se presenta mañana en el Bernabéu sin nada que perder y sabiendo que una derrota, o incluso un empate, puede dejar herido de muerte al Madrid en esta edición de Liga de Campeones. Los de Mourinho no deben repetir muchos de los errores que cometieron hace dos semanas en Alemania, y para solventarlo es necesario que sean los blancos los que se adelanten en el marcador, para no sufrir con las contras que acabaron con los blancos en el Westfalenstadion. Mañana, a las 20,45 horas, en Televisión Española.


(IMPORTANTE: Segundo partido en abierto del Real Madrid en lo que llevamos de temporada.  Queda lejano el encuentro frente al Manchester City en el Bernabéu)

viernes, 26 de octubre de 2012

CASILLAS SE MERECE MÁS RESPETO

Me encuentro en una etapa de mi vida en la que sufro una especie de desencantamiento con el Periodismo Deportivo. No es que ya no lea periódicos ni me interese escribir sobre lo que siempre ha sido mi pasión, pero determinados asuntos me han hecho perder ese entusiasmo por el que antes no podía despegarme de los debates que nos proporcionan muchas radios y canales de televisión. Y si me pongo a leer algunas portadas de la prensa deportiva (si es que se le puede considerar así) como la que tengo aquí debajo...


Pero lo de ayer me superó completamente. A pesar de que, como os digo, he dejado de ver programas como Punto Pelota o Futboleros, anoche me bastaron cinco minutos de la televisión "marquista" para confirmar mi idea. Creo que el simple hecho de hacer un programa en torno al momento futbolístico que atraviesa Íker Casillas, sobre si es mito o sobre si el Madrid gana o pierde más con él es un debate que está totalmente desacertado, fuera de lugar y estéril. En cuanto al rumor que ha circulado en los últimos días sobre la supuesta búsqueda de otro portero por parte del Real Madrid, hace que nos replanteemos si de verdad merece la pena seguir visitando portales de información como marca.com o as.com. Quizá los redactores jefes podrán justificar este tipo de información, pero deben comprender que la publicación de este tipo de noticias es justamente lo que justifica que el periodismo deportivo siga perdiendo el prestigio y credibilidad, cualidades de las que hace no mucho tiempo hacía gala.



¿De verdad alguna persona que ame el fútbol puede dudar a esta hora de la profesionalidad, honestidad y compromiso, o simplemente de la calidad de Casillas para seguir siendo indiscutible con el Real Madrid? Yo nunca haría tal cosa con jugadores como Valdés, Xavi o Puyol. Es posible que el de Móstoles no pase por su mejor momento. NO ES DIOS. Obvio esa pregunta trasladada a la selección española porque eso ya sería bochornoso hasta para este humilde blog. Se le achacan varios errores como el de la falta de Messi en el Camp Nou o el mal despeje en el Westfalenstadion que supuso el 2-1 en Champios hace un par de noches. En ese puntual error en Alemania, muchos periodistas se olvidan de que fue Di María el culpable del gol de la victoria alemán, puesto que el argentino se desentiende perfectamente del jugador que tenía que marcar. Por eso éste pudo efectuar tranquilamente su remate ante la portería madridista. Antes, pocos recuerdan (como bien reconoció Xabi Alonso al final del partido), que las paradas de Íker sirvieron para salvar al equipo en unas cuantas ocasiones.


Creo sinceramente que a Casillas le quedan unos cuantos años como portero indiscutible del Real Madrid, y estoy seguro de que cuando llegue el momento en el que piense que su papel resta más que suma al equipo, él será el primero que forzará una salida por el bien de todos. Esa humildad, profesionalidad y sobre todo, el madridismo de la casa que le caracteriza, es lo que le ha llevado a las metas más altas de la historia del Madrid y a que sea el jugador más querido por la afición blanca. Por todo ello, Íker Casillas se merece ese respeto que se ha ganado no sólo por los aficionados, sino también por un sector de la prensa más preocupado por crear debates inútiles que de valorar al que sin duda es el jugador, junto a Xavi Hernández, que marca un antes y un después en la historia del fútbol español. 

jueves, 25 de octubre de 2012

CAJA CASTILLA LA MANCHA APESTA

Mi paciencia con Caja Castilla La Mancha ha llegado hoy a su límite. No conformes con cobrarme hace unos meses una abusiva comisión de 25 EUROS por, simplemente, estar en posesión de mi tarjeta de crédito a la que tengo derecho por poseer una cuenta corriente, hoy, mi tarjeta Euro6000 me exigía un euro de comisión por sacar dinero de cualquier cajero de esa misma red bancaria. Es decir, que tengo que cuando antes era gratis, ahora tengo que pagar por sacar dinero de cualquier entidad como Cam, Ibercaja o BBK. ¿De qué me sirve tener el dinero en CCM si tengo que moverme hasta la otra punta de Madrid para sacar en un cajero propio?

Por lo tanto, y al no haber una Caja Castilla La Mancha en mi actual barrio de Madrid, he optado por anular la operación y quedarme sin mi dinero. Sí, a muchos les parecerá que soy un roñoso, un rata, agarrado etc, pero es que me niego rotundamente a pagar comisión por un servicio que he tenido siempre. NO DOY NI UN EURO MÁS POR LA CARA A CUALQUIER ENTIDAD BANCARIA, al menos directamente.

Tengo la tarjeta Joven desde que cumplí 18 años, y, hasta ahora, no había tenido ninguna queja contra la entidad manchega. Toda mi familia ha confiado sus ahorros en ella y siempre había respondido correctamente. Pero todos estos hechos se han sucedido en poco tiempo, y de hecho, no son los únicos. Todos coinciden con la puesta en marcha del dichoso rescate bancario, que, según algunos entendidos, no íbamos a pagar los contribuyentes. Con todo ello, mis motivos para quejarme comenzaron hace ya unos meses. En primer lugar, mi tarjeta no me deja efectuar ninguna compra online desde hace meses. En más de una ocasión, he perdido buenas ofertas en la red (por ejemplo, para viajar en Renfe). Eso se traduce en un coste de tener que desplazarme hasta la estación de Atocha y pagar por un billete que, con el descuento de la red, me habría podido costar unos 20 euros menos.

Segundo. Cuál fue mi sorpresa este verano al observar que tenía un cargo por comisiones por ser poseedor de esa tarjeta de crédito que poseo desde hace 8 años. Pongamos que hubiesen sido 20 céntimos, algo así puede pasar. ¿Pero 25 euros?

Y tres. Mi abuela, clienta de la caja desde hace más de 30 años, se llevó una buena sorpresa al ver cómo le cobraban 7,5 € de comisión trimestral, simplemente, por tener allí depositados sus ahorros. Como bien dijo mi sabia y querida yaya, "me saldría mejor tener el dinero debajo del colchón".

Pero yo no consigo nada calentándome por aquí. Los directivos seguirán cobrando sus enormes nóminas a pesar de haber tenido que ser salvados de la quiebra a través de la inyección de dinero que hizo el FROB hace ya tres años. Es posible que yo hoy me haya quedado sin sacar dinero del cajero y que con la derrota del Madrid aún me haya cabreado más, pero lo que tengo claro es que no pienso regalar ni un euro más de mis pocos ahorros a una entidad que cuida a sus clientes como si fuéramos perros. Lo único que puedo hacer es sacar lo poco que allí tenga, aunque también me cobrarán comisión por dar de baja la cuenta. Después, y como bien dice mi abuela, habrá que guardar mis ahorrillos debajo del colchón.

domingo, 21 de octubre de 2012

LA HISTORIA VUELVE A REPETIRSE (COMPARACIÓN ENTRE LA CRISIS DEL 29 Y LA ACTUAL)


La crisis que vivimos actualmente y de la que nadie parece tener una receta para salir tiene preocupantes paralelismos con la que puso en jaque a toda la economía mundial en 1929. En ambas, la avaricia y la sinrazón del ser humano, aplicada en el sector financiero, han sido los causantes de sendos desastres. Misteriosamente, muchos de esos directivos, brokers o inversores que especularon con los ahorros de miles de personas, se encuentran ahora con los bolsillos repletos de millones de dólares (y euros) a costa de haber arruinado al sector bancario/financiero. Un sector que, por cierto, recibió y seguirá recibiendo miles de millones en ayudas para evitar la quiebra, y todo a costa del contribuyente.

Es curioso que tanto en 1929 como en 2008, el epicentro y a la vez causa de todos los problemas haya sido el sector financiero de EEUU, amparado por una clase política totalmente al servicio de los lobbies y de las grandes empresas. Así, mientras que en la década de los años 20 el presidente Hoover creía sin remordimientos en el capitalismo puro, sin ningún tipo de regulación en el sector financiero, fue en 1981 cuando el presidente Reagan marcó con una línea roja en la historia el principio del fin de 50 años marcados por una “paz financiera” con la desregulación del sector. Sus sucesores, ya se llamen Clinton o Bush, no hicieron más que profundizar en la desregulación que de nuevo llevaría a EEUU, y por contagio al resto del mundo, al desastre económico.



El exceso de crédito fácil y la especulación en el mercado de valores con acciones de grandes compañías cinematográficas o automovilísticas empujaron a muchísima gente a invertir sus ahorros en bolsa en los años 20, aunque no se tuviera ningún tipo de conocimiento económico para hacerlo. De esta manera, EEUU se caracterizó como el país en el que se podía pasar fácilmente de “mendigo a millonario”. Esta situación equivale al exceso de crédito sobre el ladrillo que soportaron las economías desarrolladas a partir de la década de los 90 y de los primeros años del siglo XXI después del pinchazo de las “puntocom”, y sobre todo, del 11 de septiembre: todo el mundo podía conseguir una hipoteca (eje prioritario en la política de George W. Bush). Si nos trasladamos al otro lado del Atlántico, los bancos y cajas de ahorros españoles, animaban a los particulares a adquirir enormes pero apetecibles préstamos con los que cubrir la hipoteca, un turismo nuevo o unas vacaciones de ensueño, aunque los adjudicatarios no tuvieran la capacidad económica para hacer frente a los pagos determinados. En ambos casos, las burbujas creadas terminaron por “estallar” con efectos similares, pese a haber una distancia de 80 años en el tiempo.

Los sentimientos y emociones también han sido semejantes tanto antes como después de los colapsos económicos. La euforia consumidora e inversora previa se transformó después en miedo. La gente sacaba sus ahorros de los bancos, para depositarlo en sitios más seguros, como por ejemplo, debajo del colchón de su cama. En la actualidad, la fuga de depósitos que sufren algunos países de Europa como España o Grecia contrasta con los atractivos que proporcionan entidades y activos financieros de países considerados “seguros” como Alemania. Otro paralelismo es el excesivo precio que asumen ciudadanos que no tomaron parte en todo el proceso destructivo de la economía, y que pagan los platos rotos con la pérdida de empleos y subidas bruscas de impuestos que ahogan la ansiada salida de la crisis. 

En el caso de la crack de 29, y a pesar del enorme plan de inversiones públicas que realizó Roosevelt conocido como New Deal, la salida de crisis la marcó la intensa actividad que provocó en las empresas americanas la Segunda Guerra Mundial. Hoy, desconocemos qué vendrá después de los grandes fracasos de inversiones públicas que han tenido lugar en Europa o Estados Unidos.

Por su parte, las pymes también se ven abocadas al desastre en este proceso. Éstas no pueden financiarse y por lo tanto, no invierten para salir adelante, por lo que se ven obligadas al despido para mantenerse a flote. Después, cae el consumo, y por consiguiente, los ingresos que percibe el estado para elaborar políticas sociales. Por todo ello, en ambas situaciones, se llegó a un común denominador: la pobreza. Realidad que sufrió EEUU a lo largo de la Gran Depresión y que ahora se ceba con Europa, y en concreto con países como España, que ve como su clase media se evapora poco a poco junto con un aumento del número de personas que viven  bajo el umbral de la pobreza.


Con todo ello, y una vez que la crisis ha causado estragos en el estrato económico, es la clase política la que se contagia de toda la incertidumbre causada por el cataclismo financiero para convertirse también en una crisis política. Tanto en el 29 como en esta Gran Recesión, la crisis se ha llevado por delante a muchos gobernantes, sin respetar el color político. En ambas situaciones, la población miraba otros candidatos como los posibles salvadores ante una situación tan adversa. Así ocurrió en EEUU con la llegada de Roosevelt o en Europa con el ascenso de Hitler y otros personajes que prometían devolver al pueblo lo que se había perdido. En el caso actual, Zapatero, Brown, Berlusconi o Sarkozy han visto como la crisis les ha devorado políticamente, pero con unos sucesores políticos que no han confirmado lo que se esperaba de ellos. Obama tampoco ha estado a la altura de devolver el poderío económico a EEUU, a pesar de haber realizado una reforma financiera que, según los expertos, no servirá para contener nuevas especulaciones en el sector financiero. Pero el verdadero problema estriba en que los fantasmas del pasado están más vivos que nunca, sobre todo en Europa. Llegando a través de extremismos que encandilan a la ciudadanía a través de mensajes populistas y xenófobos, señalando a la inmigración o a la integración europea como problema de todos los males. En Francia y Grecia, la extrema derecha tuvo un importante papel en las elecciones de dichos países alcanzando un número de votos considerable como para pensar en que los extremismos vuelven a tener el apoyo de determinados sectores de la sociedad.

“Esto no pude estar pasando”. Es la frase más común que hemos escuchado en los últimos años. Y a la vez, también era la más repetida después de 1929. Todavía nos preguntamos cómo ha ocurrido y quiénes son los culpables de una situación en la que el ser humano ha caído por segunda vez. De lo que no cabe ninguna duda es que esta crisis ha puesto de relieve una vez más los fallos del sistema que hoy gobierna el mundo. El capitalismo, en su máxima naturaleza, es voraz y avaricioso, y ha destruido el orden y el progreso que ha reinado en el planeta desde la Segunda Guerra Mundial. Al parecer, el ser humano olvida muy rápido, y ese defecto parece ser exactamente el mal que sufre el político americano. Y por eso, y por mucho que nos empeñemos en que no sea así, volverá a llegar el día en el que el planeta vuelva a sacudirse por los efectos de la especulación y de la codicia, a los que indirectamente, incita el capitalismo.

jueves, 18 de octubre de 2012

FRANCIA NOS COMPLICA EL MUNDIAL EN EL MINUTO 93


La selección perdió una oportunidad de oro para asegurarse la clasificación al Mundial de 2014 tras dejarse dos puntos de oro ante la selección francesa, después de que Giroud enmudeciera al Vicente Calderón con un cabezazo que ponía el definitivo 1-1.

La ocasión era perfecta para machacar al rival por antonomasia de la selección española con un estadio casi lleno volcado en un partido clave para conseguir ese primer puesto del grupo. Después del plácido partido de cuartos en la Eurocopa, asestarle otra derrota a los franceses hubiera supuesto casi el golpe psicológico definitivo.  Pero ante la plaga de lesiones que afecta de manera misteriosa a Madrid y Barcelona en defensa, Del Bosque optó por retrasar a Busquets a la retaguardia con Ramos y dejar a Xabi Alonso sólo en el pivote. El experimentó no fue del todo malo, pero si algo se deduce de este partido es que el doble pivote es in negociable mientras que las circunstancias no exijan otro sistema táctico.


No fue una plácida noche para los jugadores españoles, que no se encontraron a sí mismos en muchas fases del encuentro, sobre todo en los últimos compases del partido, donde Francia acechó como no se recuerda a Casillas. Después del gol de Ramos, el penalti cometido sobre Pedrito hacía presagiar una plácida noche, pero Cesc, que le pidió a Xabi Alonso ser el encargado del lanzamiento, no pudo engañar a Lloris. Inmediatamente después, un gol mal anulado a Menez por supuesto fuera de juego sembraba las dudas en la selección, que se iba al descanso con la sensación de no tener controlado el partido completamente. Por su parte, las nuevas lesiones de Silva, y sobre todo la de Arbeloa, descompusieron al equipo, que se vio superado físicamente por los bleus ya en la segunda mitad. 

En la segunda parte, sólo Jordi Alba y Pedrito pudieron sembrar algo de peligro por la banda izquierda española, que siguió esperando la inspiración del tridente formado por Xavi, Iniesta y Cesc. Fue la afición, ante la inoperancia del 10 español, la que pidió la entrada al campo del hijo pródigo, aquel que se marchó para ganar títulos y triunfar fuera del Calderón. El estadio se moría por ver de nuevo a Fernando Torres en el césped del templo que le vio consagrarse como futbolista. Quizá este fue uno de los errores de Del Bosque, puesto que estuvo más pendiente de contentar al graderío con la entrada del de Fuenlabrada que en buscar cuáles eran los males del equipo. Porque eso te lo puedes permitir ante Georgia o Luxemburgo, pero ante Francia, campeona del mundo le pese a quien le pese, no se puede jugar a especular ni a buscar el reconocimiento con una ovación. Entre tanto, el estéril control del balón de España se veía contrarrestado por las rápidas transiciones de balón de los franceses, que llegaban cargadas de peligro ante la portería de Casillas.


Tampoco fue la noche del 9 del Chelsea, que funcionaba a trompicones y que no dispuso de una ocasión clara para marcar. En esas, y tras la lesión de Arbeloa, España se descomponía en defensa con un Xabi Alonso que no daba a basto y con Juanfran, que se vio desbordado una y otra vez por Ribery. Fue una pérdida de balón del jugador alicantino lo que propició la contra de los franceses, que aprovecharon la incertidumbre de la Roja en los últimos minutos para poner las tablas en el marcador y dejar el cuerpo a cuerpo para la segunda ronda, que se disputará en París y donde una victoria de cualquiera de los dos equipos podría suponer esa añorada primera plaza que da acceso directo al campeonato del mundo.

martes, 9 de octubre de 2012

ESPAÑA SE HUNDIRÁ AÚN MÁS EN LA RECESIÓN EN 2013

Las previsiones económicas de la economía española para el próximo año han vuelto a sufrir un fuerte revés, esta vez por parte del FMI (Fondo Monetario Internacional), que ha corregido a la baja su pronóstico de crecimiento para 2013, dejando a nuestra economía con una caída del -1,3% del PIB.

De esta manera, la economía española ostenta el dudoso honor de ser la penúltima economía del mundo según este informe de la institución presidida por Christine Lagarde, sobre un total de 105 países. Cómo no, nuestra vecina y cada vez más asemejada Grecia ocupa el farolillo rojo de este ranking provisional de crecimiento para el próximo año. Lo curioso de estos datos es que desafinan claramente con el horizonte de recesión previsto por el gobierno de Mariano Rajoy, que prevé un decrecimiento del 0,5% para 2013, y sobre el cual se han cuadrado los polémicos presupuestos del año que viene. Todo parece indicar que, los recortes impuestos por el gobierno español y la tardanza por parte de la clase política europea en tomar decisiones que ayuden a levantar la situación en España, provocan más desconfianza ante las posibilidades de que nuestro país vuelva a conseguir un crecimiento positivo de su PIB.


Retroceso de la economía mundial
El informe del FMI centra especial atención en la crisis de deuda de la zona euro, a la que urge a tomar decisiones para salir de la difícil situación. EEUU tampoco tampoco se libra de la reprimenda, a la que se insta a "tomar medidas para evitar la entrada en vigor del aumento de impuestos y los recortes del gasto. Si no se toman, las perspectivas de crecimiento serán mucho peores", señala el informe. La tercera gran economía del mundo, Japón, también verá lastrado su desarrollo, al pasar de un 2,2% en 2012 a un exiguo 1,2 en 2013. Por todo ello, la economía mundial progresará a un ritmo del 3,3 y 3,6 % en 2012 y 2013, lo que supone un repliegue de dos y tres décimas respecto a la anterior estimación.

 El informe de previsiones no tiene ningún desperdicio. Observamos un extraño podio formado por Mongolia, Iraq y Paraguay, todos con un crecimiento mayor al 11% respecto a 2012. Por su parte, EEUU que rondará un crecimiento cercano al 4% en el presente año, volverá a ralentizarse en 2013 con un crecimiento del 2,6%, cifra lejana a la necesaria para crear empleo en la que muchos dudan todavía de que siga siendo la primera potencia económica del mundo. Por su parte, los llamados BRICS (sigla que se refiere al conjunto de países formado por Brasil, Rusia, China, India y Sudáfrica), crecerán en torno al 3-4%, salvo China e India, cuyos pronósticos son mejores de los esperados en 2012, con un aumento del PIB del 8,2 y 6%, respectivamente. Con todo ello, será Europa la que seguirá sin encontrar una salida al inmenso mar de problemas en el que ésta ahogándose. No encontramos ningún país europeo en el ranking hasta la posición 47, en la que se encuentra Letonia, que presumiblemente gozará de un aumento de su PIB del 3,5%. Según el informe, la zona euro decrecerá un -0,4 en 2012 y progresará en torno al 0,2% en 2013, cifra insuficiente para atisbar algo de luz al final del túnel.



http://ep00.epimg.net/descargables/2012/10/08/055141ae5b960803e2e1def04f282d66.pdf

http://www.imf.org/external/spanish/pubs/ft/survey/so/2012/res100812as.pdf

domingo, 16 de septiembre de 2012

UN MADRID IRRECONOCIBLE

A estas alturas de la Liga (curioso que sólo llevemos cuatro jornadas disputadas), el Madrid se encuentra (tras el traspiés de anoche por 1-0) a una ya bien considerada distancia de ocho puntos con el Barcelona. Pero lo peor no es eso, sino la sensación de equipo mediocre y falto de motivación que le ha hecho deambular por el Alfonso Pérez o el Sánchez Pizjuán, en los que los merengues han sido derrotados tantas veces como en toda la temporada pasada.



"No tengo equipo". Esa fue la frase de Mourinho que sentenció a un grupo de jugadores que se encuentran a una distancia abismal del conjunto que hace no pocos meses, terminó la liga con un récord goleador y de puntos que le proclaman campeón de Liga con todo merecimiento. Son esos mismos jugadores los que parecen estar lejos de su nivel, con la cabeza en otro sitio y haciendo gala de una falta de motivación y agresividad impropia de futbolistas de esa talla. Y para más inri, el equipo ha perdido esa pegada descomunal que siempre le ha caracterizado, y por la que solventaba por la vía rápida la mayoría de los encuentros la temporada pasada. Sin ella, las deficiencias en la elaboración del juego en el centro del campo son más evidentes, y ni si quiera el fichaje de Modric ha solucionado muchas deficiencias del equipo, inspirado eternamente en el momento que atraviese Xabi Alonso. Por su parte, Gonzalo Higuaín, que debería llevar ya casi una docena de goles, desperdicia muchas ocasiones que desesperan a muchos sectores del madridismo, que miran hacia la otra orilla del manzanares añorando a ese delantero que manda a la red todo balón que sale de sus botas. Tampoco hay rastro del paradero de Ozil, Benzema, Di María. Por no hablar de Cristiano Ronaldo, que con su tormenta gratuita a causa de su endémica tristeza, trasladó un terremoto innecesario a la casa blanca en un momento de la temporada en el que parece que el horno no estaba para muchos bollos.

La Liga se puede perder en mayo, pero también en septiembre y en octubre. Y lo peor no es ya la diferencia de 8 puntos con el Barcelona, sino que el martes, el Manchester City, campeón de la Premier League visita el Santiago Bernabéu deseoso de darle a los de Mourinho un zarpazo que les deje groggy a las primeras de cambio en la Liga de Campeones. Y ahí no se puede fallar, porque una derrota o una imagen como la que se dio ayer en Sevilla, convertiría en un polvorín la casa blanca.

sábado, 25 de agosto de 2012

¿POR QUÉ VAN A POR XABI?

Si hace pocos días la noticia sobre la no renovación de Xabi Alonso con el Madrid fue el primer ataque contra el centrocampista vasco, hoy, Mundo Deportivo confirma en su web que es el "cerebro" madridista el jugador que más animadversión suscita entre los integrantes del vestuario culé.

El autor de dicha información, Juan José Pallás (lo escribo en castellano porque suena mejor), cita textualmente en la noticia: "Xabi Alonso es el jugador que más odio provoca en el vestuario por una serie de episodios, algunos físicos (pisotones, patadas reiteradas), otros verbales inconfesables, de los que no se olvidan".


¿Dónde están las fuentes? ¿Es casualidad que sea justamente a unos días de la vuelta de la Supercopa la prensa catalana vuelva a calentar el ambiente para incendiar los ánimos de dos conjuntos que ya parecían haber firmado el armisticio de paz?

Una vez más, el diario Mundo Deportivo hace un flaco favor al periodismo de verdad, a ese en el que se contrasta la información y en el que se contrastan las fuentes. Habría que preguntarse si en esa noticia se cita en algún momento a alguien del vestuario o del entorno del club culé para confirmar la información en la que se podría deducir que ese jugador es lo más parecido a un carnicero.

Con todo ello, lo que está claro es que la prensa catalana se equivoca totalmente tomando a Xabi Alonso como epicentro de las críticas en lo poco que llevamos de temporada. Insustituible, respetuoso, elegante, competitivo... reúne todas las cualidades que debe tener un súper clase de talla mundial, aquellas que le han confirmado como uno de los líderes del Madrid junto a Cristiano, Casillas y Ramos. Siempre estuvo ajeno de todas las polémicas y de los lances que hubo en el pasado contra el FC Barcelona. A lo largo de los dos últimos años, pude constatar, a través de la opinión de muchos jugadores tanto de primera como de segunda división que el donostiarra era un ejemplo a seguir no sólo por lo que hacía en el campo, sino por su actitud fuera de él. Tampoco hay rastro, en ninguna declaración o lance de un momento del juego, de que los jugadores del Barcelona hayan mostrado su repulsa hacia la persona de Xabi Alonso.

Lo mejor que podría pasar en el próximo partido es que Xabi siga jugando como lleva haciendo en los 3 años que lleva militando en el Real Madrid. Tres temporadas en las que se ha ganado el respeto de todo el madridismo y de muchísimos aficionados al fútbol. Y estoy seguro de que los jugadores del Barcelona, los que presuntamente odian al jugador vasco, también admiran muchas de las cualidades que tiene este sensacional futbolista.


sábado, 18 de agosto de 2012

EL PODER DE LA AMBICIÓN

Javi Martínez y Fernando Llorente tienen pie y medio fuera del Athletic de Bilbao. Ambos son militantes del equipo casi desde que tenían uso de razón (aunque Javi se incorporó con 17 años), dónde han mamado la excepcional filosofía de cantera por la que "los leones" se ha caracterizado a lo largo de su historia. Ellos han contribuido, de forma notable, a alcanzar el gran momento que ha vivido el Athletic en los últimos años, un tiempo que transcurre desde aquel toqueteo con el infierno de Segunda División a las aún recientes dolorosas derrotas en las finales de Copa del Rey y Liga Europa.

Sin embargo, y por cosas del destino, el periplo de estos dos campeones del mundo en San Mamés parece haber llegado a su fin. El fútbol, gigante que ha devorado la moralidad de muchos deportistas, también ha conseguido que muchos sucumban antes el poder de los contratos millonarios extendidos por los gigantes del fútbol europeo. Y lo que antes era impensable, con el sentimiento por un escudo forjado a fuego en la piel, ahora todo lo puede. Pero existe algo que creo que los jugadores valoran aún más que esos extraordinarios contratos y esas nóminas cargadas de ceros en sus cuentas bancarias. Es esa sensación de perdurar en el recuerdo de la afición de un equipo por una memorable actuación en un partido de Champions o esa sensación de poder levantar un título de Liga y de combatir cara a cara cada martes o miércoles de noviembre contra los mejores jugadores del mundo en la Champions League. Y todo eso nunca lo podrán lograr en el Athletic. Es la necesidad de integrarse en los mejores equipos del planeta y de formar parte de la historia del fútbol lo que impulsa a muchos futbolistas a tomar decisiones que aunque les puedan doler, son necesarias para satisfacer sueños e ilusiones incumplidas. Es lo que yo llamo el poder de la ambición.


Y un reflejo de este abanico de sentimientos encontrados es lo que ahora abruma a Llorente y Martínez, cuyo futuro parece estar ligado a la Premier, Calcio o la Bundesliga. Ambos, con más de 30 partidos de media disputados por temporada en Primera División, dejarán a nuestra liga huérfana de dos de sus mejores y más prometedores futbolistas, pero con la conciencia tranquila sabiendo que hicieron todo lo que pudieron para intentar llevar al Athletic a lo más alto.

Hablo como aficionado al fútbol y como periodista. Sinceramente, creo que despliego estas palabras con total objetividad, analizando lo que han sido estos dos profesionales en los últimos años para el fútbol español y para San Mamés. Por eso, lamento mucho el tener que haber visto en televisión semejante disparate. Creo que la afición del Athletic no está representada por esta cuadrilla de energúmenos, pero dejan en muy mal lugar a unos seguidores que deberían estar agradecidos al trabajo de estos dos jóvenes futbolistas.

Éste es el enlace. Si no lo podéis cargar, está en as.com
http://www.as.com/futbol/articulo/punado-hinchas-meten-javi-llorente/20120818dasdaiftb_36/Tes


martes, 7 de agosto de 2012

BOLT SIGUE SIENDO BOLT


Desde aquel 16 de agosto de 2009 en el que Bolt reventó todos los registros posibles en el Mundial de Berlín, el camino para repetir la hazaña de los JJOO de Pekín con un nuevo Oro en los 100 metros de estas olimpiadas ha sido una agotadora carrera de obstáculos para él. Sus problemas musculares en la espalda, su falta de mejora en la arrancada, la irrupción de su compatriota Blake y su fracaso en Daegu (donde fue descalificado), hizo que muchos creyesen que el relámpago había perdido esa impecable supremacía que le hacía inalcanzable para cualquier otro atleta del planeta.

Pero Bolt es diferente al resto. Tiene algo que le hace estar a la altura de los grandes deportistas de la historia como Phelps, Íker Casillas o Michael Jordan, al ser poseedor de un gen competitivo que le hace aparecer cuando más se le espera y necesita. Así, y como ya ha ocurrido en otras ocasiones, el jamaicano siguió sumando primeros puestos en las rondas previas a la final con una excesiva tranquilidad que hacía presagiar que lo mejor estaba por llegar.



Y efectivamente, Bolt volvió a sorprender a todo el planeta con un nuevo récord olímpico (9,63 segundos) que mejoraba en 6 centésimas su anterior registro olímpico en Pekín. “Voló” durante los 100 metros hasta alcanzar una velocidad de 45 kilómetros por hora. Sin embargo, hubo una enorme diferencia respecto a la prueba que se disputó en el estadio “Nido de Pájaro” de Beijing: Bolt tuvo que emplearse a fondo, y esta vez no pudo bajar los brazos ni mirar hacia los lados celebrando una nueva victoria. La dura competencia de Blake, Gatlin o Gay demostró que, pese a que Bolt sigue estando por encima de sus rivales, su superioridad ya no es tan aplastante. Se podría decir que sigue siendo el mismo, pero ha pasado de ser un extraterrestre a ser sobrehumano.

Es por eso que el relámpago sigue agrandando su leyenda. Esa por la que se le recordará en los Anales de la historia del olimpismo como el atleta que rozó la perfección y el que rompió todos los récords habidos y por haber, un portento físico que cercó los límites del ser humano (los 9,50 segundos) que, según los expertos, ningún hombre logrará batir jamás en una carrera de 100 metros. ¿Su siguiente reto? Conseguir un nuevo Oro en la prueba de 200 metros q permita igualar los 5 oros que consiguió el finlandés Nurmi en los JJOO de París´24. La cuestión es saber si esta vez logrará también batir su propio récord en esta prueba.

miércoles, 11 de julio de 2012

EL DOBLE PIVOTE SALE REFORZADO DE LA EURO

Hace ya ocho días que España levantó su tercera Eurocopa que le deja a la par de títulos con Alemania a nivel europeo. Y después del frenesí de reportajes, entrevistas y artículo sobre la majestuosidad de la selección española, toca volver a la realidad, a la rutina Madrid-Barcelona. 

Pero lo que a personalmente a mí no se me olvida es la sensación de persecución que ha sufrido Vicente Del Bosque por parte de algunos sectores de la prensa y de críticos amparados en las teorías que se han desprendido de algunos periódicos y algunos programas de televisión más pendientes de hacer negocio que de hacer fuerza en torno a un equipo en el que se debía confiar más que nunca en nuestra historia. Fue un constante goteo de constante de juicios sin fundamento que explotaron después del empate ante Italia, a la que por cierto luego se vapuleó por 4-0 en la final del torneo. Arbeloa, el nivel de Torres o el bajo estado de forma de Xavi fueron algunos de los blancos utilizados por los críticos para desmontar el gran momento que vive esta selección. Pero fue la pareja formada por Xabi Alonso y Sergio Busquets la que ha salido reforzada (aún más si cabe) después del aluvión de palos vertidos en torno a lo que supone este dúo para el juego de la Roja.


Vicente del Bosque, ese hombre bonachón, con bigote y sin ningún atisbo de aparente maldad, nos hizo campeones del mundo de hace dos años en Sudáfrica. Después de no haber pasado nunca de cuartos de final en este torneo (a excepción de las semifinales de Brasil´50), Del Bosque cogió a un equipo que estaba prácticamente hecho para retocarlo con un aspecto fundamental: el doble pivote formado por Xabi Alonso y Busquets. Con él, pese a los críticos que pedían la cabeza del jugador catalán, conseguimos el ansiado trofeo.

El doble pivote es, ha sido y será innegociable para el ex entrenador del Real Madrid, al menos hasta que Xabi Alonso se retire de la selección. Eso es lo que debemos reflexionar después de dos torneos en los que ha sido la seña de identidad del equipo y con el que se han labrado el 100% de los triunfos que ha conseguido este equipo.

Sin embargo, tanto el tolosarra como Busquets han sufrido las valoraciones negativas de muchos, tanto pseudo madridistas como pseudo barcelonistas (como bien los definiría Mourinho), que parecían olvidar que la temporada y los duelos Madrid-Barça estaban a un lado y que ahora eran los jugadores de la selección los que se enfundaban la camiseta. Si  en el Mundial se cebaron con Busquets tras la derrota ante Suiza, en esta Euro fue Xabi Alonso el que se llevó la mayoría de las críticas. Inspirados en su mayoría en la teoría de que Busquets podía hacer la función de los dos perfectamente solo y en que Alonso entorpecía el juego de Xavi, diversos sectores de la prensa catalana pedían la cabeza del mediocentro del Madrid basándose en teorías marcadas por el sesgo de su ideario culé, según el cual deberían ser todos los jugadores del Barcelona los que copen el once de la selección. 



Muchos jugadores de la Roja saben del importante papel que juega Xabi Alonso en el combinado nacional. A parte del desplazamiento en largo de balón que no posee ningún jugador del Barcelona, el jugador vasco proporciona una firmeza defensiva y una estabilidad en el centro del campo que ha propiciado, entre otros factores, que España haya recibido tan sólo un gol en toda la Eurocopa. Tampoco tiene que realizar todas las funciones que sí realiza en el Real Madrid, por lo que en la selección su papel es menos exigente. Es cierto que con la alineación del doble pivote España pierde algo del gol que sí tuvo en 2008 con Luis Aragonés, pero eso se ha transformado en una seguridad atrás que ha permitido que España no haya encajado ni un sólo gol en las eliminatorias del Mundial y de la Eurocopa. En cuanto el apartado estadístico, Xabi dejó 2 goles y 11 remates, un bagaje muy positivo pese a la (supuesta) escasa aportación que deja el ex del Liverpool en el caudal ofensivo de la Roja. 

Con todo ello, y después de la victoria en el torneo, muchos de esos críticos tuvieron que volver a sus catacumbas, al igual que hicieron el día que el jugador vasco dio el pase a las semifinales con dos tantos ante Francia. Por desgracia para ellos, el famoso doble pivote, volverá a estar en Brasil con un Xabi que ya se encontrará casi en los últimos compases de su trayectoria al más alto nivel y con un Sergio Busquets que lo tiene todo para convertirse en uno de los mejores centrocampistas defensivos de la historia.

miércoles, 27 de junio de 2012

LA ESTUPIDEZ DE LLEVAR LA GUERRA MADRID-BARÇA A LA SELECCIÓN

Vivimos días históricos en nuestro fútbol. Jornadas en las que la selección, como campeona del mundo y máxima referente del fútbol planetario, no había vivido antes en su historia. Sin embargo, y pese a ello, muchos periodistas se empeñan en trasladas las guerras cotidianas del día a día del periodismo deportivo español a lo que se supone que debería de ser un oasis en medio de la eterna lucha entre Madrid y Barcelona.

Pongamos un ejemplo. Una vez se supo que la Portugal de Cristiano Ronaldo podría ser la rival de la Roja si ésta superaba a Francia en cuartos de final, algun@s periodistas, como Carmen Colino, se apresuraron a asegurar en el "Sálvame" nocturno, que preferían caer eliminados a manos de la selección portuguesa por el obvio color merengue de la selección que dirige Paulo Bento. Éste es una muestras más evidentes de la parodia en la que se está convirtiendo el periodismo deportivo de este país, en un mes en el que todos, tanto los de la caverna mediática como los periodistas "del pequeño país de ahí arriba" deberían aunar sus fuerzas y apoyar sin ningún tipo de miramiento a una selección que, no lo olvidemos, está a dos victorias de conseguir lo que ninguna antes había conseguido: encadenar una victoria en Europeo, Mundial y Europeo.

Siempre con el objetivo entre ceja y ceja de haer negocio y audiencia, siguen empeñados en mirar para otro lado y seguir con las guerras que alimentan los debates día tras día. Yo sé de uno que apaga la tele en cuanto ve el mínimo atisbo de Madrid y Barcelona trasladado a la selección. Sería una buena manera de evitar escuchar sandeces como la de nuestra querida Carmen Colino.

martes, 26 de junio de 2012

ALEMANIA-ITALIA, RECUERDOS INOLVIDABLES

Los adictos al fútbol tenemos genéticamente un problema muy serio. Siempre hay partidos de los que nos acordamos eternamente, de los que simplemente con leer el nombre en el periódico del antecedente de la eliminatoria, nos trae a la cabeza el momento y el lugar exacto en el que disfrutaste de un encuentro.

En este caso, y con motivo del Alemania-Italia de este jueves, recuerdo como si fuera ayer mismo, con mi vaso de limón granizado en una terraza del paseo de Cullera, como un joven italiano, melenudo y con aires de guaperas, puso un magistral balón al lateral Fabio Grosso para que éste anotara el tanto que llevara a Italia a la final del Campeonato del Mundo de 2006 ante a Alemania. Sí, por aquel entonces, Pirlo destilaba quilates en sus botas con la misma brillantez con la que está llevando a la azurra al compás de su juego en este torneo.

No sé si sería por los nervios de los instantes finales de la prórroga, o porque estaba rodeado de italianos en frente de una pantalla gigante que ocupaba todo lo ancho del paseo de la playa, pero el caso es que celebré ese tanto como si hubiese sido un gol de España.

Aquí os dejo esos bonitos 6 minutos. Seguro que vosotros también os acordáis de dónde disfrutasteis de este partido.


http://www.youtube.com/watch?v=wrJ81ezdL28

lunes, 25 de junio de 2012

XABI ALONSO NOS QUITA UNA ESPINITA MÁS

El España-Francia no era un partido más. Más allá del hipotético pase a las semifinales del torneo, los españoles sabíamos que enfrentarnos a nuestros vecinos era una manera de, al igual que ya sucedió con los penaltis frente a Italia en 2008, poder sacudirnos otra de las maldiciones que hemos llevado arrastrando durante décadas.

Por eso, los futbolistas españoles tenían ante sí una oportunidad histórica, en un partido en el que jugadores como Ramos, Casillas, Xavi o Cesc sufrieron la derrota que nos eliminó del Mundial de 2006. Ellos la soportaron en territorio alemán, pero nosotros, los aficionados que sentimos a la Roja como una pasión a la que aferrarnos para olvidarnos de las miserias de la vida, aún recordamos la cara que se nos quedó en ese mes de junio de hace 6 años, cuando Zidane nos mandó para casa una vez más. Era también una ocasión para devolver a la red aquel penalti que Raúl mandó al limbo ante la mirada de Barthez en la Euro del 2000 y para bloquear aquel balón que se escurrió de los brazos de Arconada en 1984.

Casualmente, fue un jugador vasco, criado también en la cantera de la Real Sociedad, el que rompió el gafe francés. Xabi Alonso, al que muchos quieren desterrar al duro banquillo a través estúpidos argumentos, reafirmó su papel en el equipo, el que ha llevado la batuta, junto a Xavi, de una selección que, no lo olvidemos, a hecho a España campeona del mundo de fútbol y semifinalista de un europeo por segunda vez consecutiva. Sé perfectamente que el juego de nuestro equipo nacional no está a la altura del anterior mundial y que la baja de Villa está afectando más de lo esperado a la Roja, pero lo que es seguro es que el juego, la ideología y el toque de la Roja sigue dando victorias y eliminatorias, y con el doble pivote formado por Xabi Alonso y Busquets como mención obligatoria en este fantástico grupo de futbolistas.


El testarazo del primer gol, precedido de un maravilloso centro de Jordi Alba, significa la superación de un obstáculo que se nos ha atrancado muchas veces, que nos había impedido ganar a Francia en partido oficial en toda la historia de la España futbolística y por la que nuestros adorables vecinos nos habían mirado por encima del hombro durante tantos y tantos años. Esta victoria, y contando con las sucesivas apariciones que vuelvan a tener los deportistas españoles en los guiñoles franceses, asegura y reafirma a la Roja como el mejor equipo del mundo, ahora sin el dichoso complejo francés.

martes, 24 de abril de 2012

EL MADRID CAMBIA SU INERCIA




"El Madrid gana la Liga en el Camp Nou". A simple vista, y después de todo lo vivido en las últimas temporadas, esta frase parece una quimera. Pero no, el pasado sábado, el Real Madrid, en un partido tácticamente perfecto, se sacudió todos sus miedos para vencer en su terreno más hostil y temido para confirmar que él es el justo campeón de esta Liga 2011-2012. El Madrid afrontaba su semana más decisiva del año, sabiendo que el partido importante era el del Camp Nou. Y cumplió con creces.

En un ejercicio psicológico parecido al que vivió la selección española el día en que ganó a Italia en la tanda de penaltis de la Euro 2008, el Madrid saltó a la cancha con la convicción de que la victoria no se podía escapar esta vez. Porque en esta ocasión, ni los postes, ni los árbitros, ni las obras de teatro de ciertos jugadores iban a impedir que llegase una victoria que debía de haber llegado ya tanto en la eliminatoria de Champions del pasado año como en la de Copa del mes de enero. 

Los jugadores blancos estaban convencidos de que las cosas iban a salir bien, porque la inercia ganadora tenía que ser blanca. Así, Mourinho también dejó a un lado los inventos y los triángulos de presión alta para colocar a su once de gala, aunque eso sí, con unos conceptos tácticos bien claros de lo que cada uno tenía que hacer si querían frenar las ofensivas azulgranas, sobre todo las de Messi. 

Y así fue. Entre los once madridistas, aunque en especial Ramos y Pepe, se tejió un muro inquebrantable para los culés, que se estrellaban una y otra vez en la defensa blanca. Y lo curioso es que, pese a que daba la sensación de que los de Mou tenían el autobús puesto, lo cierto es que las llegadas de los blancos eran peligrosísimas, y de hecho, ambos conjuntos sumaron al final del partido los mismos remates a puerta: 14. En esas, el Madrid se mostraba infinitamente superior a los blaugranas en el aspecto físico, y esa frescura fue la que permitió a Pepe saltar más que nadie en el primer gol y a Khedira luchar por ese balón suelto que Puyol no fue capaz de despejar. Benzema, cuya progresión no parece tener límite, realizó un encuentro que bordaba la perfección, puesto que ayudó al equipo en las tareas defensivas a la vez que sembraba el terror en la defensa catalana cada vez que tocaba un balón. 

Pero había un duelo personal que tenía que llegar sí o sí, un duelo en el que uno de ellos tenía muchas cuentas pendientes: Messi y Cristiano Ronaldo. El portugués sabía, al igual que su equipo, que era el momento para dar un golpe encima de la mesa echándose de nuevo a la espalda al Madrid. Y lo hizo con un soberbio gol y con una celebración que quedará para siempre grabada en la retina de todos los madridistas. Alabanzas a parte, Ronaldo ha demostrado que se encuentra en el momento cenit de su carrera deportiva, en una temporada en la que ha batido todos los registros habidos y por haber y que por cierto, aún no ha terminado. Se le fichó por 96 millones de euros para sacar la cara en momentos como el del sábado. Él sabía que, a pesar del gol de la final de Copa, le faltaba ser determinante (como lo ha sido Messi en muchas ocasiones), en un momento crítico en el que su equipo le necesitase. Ese instante llegó con el 1-2, y por él, Cristiano, si es que no lo había hecho ya antes, se ha ganado el estar en el olimpo de lo grandes jugadores de la historia del Real Madrid como Raúl o Zidane.



Pero más allá de las marcas personales de CR7, de la progresión de Benzema o de la ya casi segura Liga que levantará de aquí a no pocas jornadas el Real Madrid, el partido del sábado fue, aunque siga siendo un tópico decirlo, un punto de inflexión. Han sido 4 años de muchas dolorosas y grandes derrotas que han desgastado al madridismo, y que necesitaban de una balsámica victoria para regenerar ese espíritu de competitividad y de máxima igualdad (y no de inferioridad), que siempre había existido con el Barcelona. No me atrevo a decir que lo que viene ahora es un cambio de ciclo en favor de los blancos; eso son palabras mayores, los de Pep Guardiola siguen siendo un equipo temible, ahora y en el futuro. De lo que sí estoy seguro es de que este zarpazo del Madrid, al arañar un título ante el que según muchos es el mejor equipo de la historia, sirve para desmontar una tendencia perdedora que hasta hoy, seguía haciendo mucha "pupa" en la casa blanca.

Por todo ello, sigo pensando que la victoria del sábado sirvió para recuperar un gran abismo psicológico que le había comido el Barcelona al Real Madrid, que permite a los de Mou mirar de tú a tú al eterno rival, sobre todo de cara a esa hipotética final de Munich que todo el planeta quiere disfrutar. 

sábado, 21 de abril de 2012

EL PARTIDO DECISIVO

21 de abril. Barcelona-Real Madrid. Llega por 6 vez en esta temporada el que quizá sea el clásico más importante de todos los que se han disputado desde los partidos de Supercopa, sobre todo para el Real Madrid.

Después de unos días marcados por la dolorosa derrota sufrida en Munich, los de José Mourinho saben que están ante su gran oportunidad para conseguir un título que llevan acariciando durante casi toda la temporada y que el club no gana desde hace 4 años. Ganar la liga supondría un golpe encima de la mesa del equipo blanco en medio del ciclo ganador de este Barcelona, al que muchos tildan de mejor equipo de la historia. Y ganar este título pasar por no perder hoy en el Camp Nou.


Pero claro, hay que tener en cuenta muchísimos factores. Primero, que el partido se juega en el Camp Nou, y ese campo, para José Mourinho y muchos de sus jugadores, se ha convertido en una fuerte pesadilla de la que muchos no han podido salir con vida. Hace ya mucho de la última victoria blanca en Can Barça con ese gol de Baptista, pero sobre todo, el partido que cambió la ideología en torno a jugar en este estadio fue el 5-0 encajado en el primer clásico de Mourinho como entrenador del Real Madrid. No seré yo el que resuma o diga algo más de lo que ha ocurrido en medio de estos casi dos años en los que ambos se han enfrentado más de 10 veces. Desde ese día, hasta llegar al pasado 19 de enero, todo había sido como un campo de minas para el Madrid cuando tenía en frente a los azulgranas. El factor psicológico pesaba demasiado en la plantilla blanca, y la superioridad, a veces real y a veces ficticia de los de Pep sobre los madridistas, se había convertido en algo más que en una obsesión. El partidazo que se marcaron los Ozil, Benzema, Cristiano y compañía hicieron entender al madridismo y a Mourinho de que había vida más allá de los planteamientos ultra defensivos que el luso siempre había utilizado contra el eterno rival.


Hoy, el Madrid llega con el Barcelona pisándole los talones y sabiendo que con una victoria, la distancia se vería recortada a tan sólo un punto. Yo me atrevería a decir que si el Barcelona consigue adelantarse en el marcador, el partido, e incluso la Liga, se pondría muchísimo más difícil para el Real Madrid, aunque éste siguiera dependiendo de sí mismo. Porque una victoria blaugrana sería mucho más que eso: se transformaría en un tremendo golpe psicológico para el Real Madrid, que a su vez tendría solamente 3 días para recuperarse y afrontar una remontada frente al Bayern.

Por eso creo que este partido, al igual que el de la vuelta de la Copa del Rey de esta temporada, será fundamental para el futuro a corto y medio plazo del Real Madrid. Un empate o una victoria se transformaría en la plasmación real de que sí, el Madrid será casi con toda seguridad campeón, y lo habrá confirmado en la casa del eterno enemigo, ése que lo ha sumido en la desgracia durante tantas temporadas.

lunes, 16 de abril de 2012

LOS 10 DÍAS MÁS IMPORTANTES DEL AÑO



Ha llegado el momento de la verdad para Madrid y Barcelona. Después de una temporada magnífica por ambas partes, en la que ambos han bordado casi la perfección, la hora en la que se decidirá el desenlace de la Liga y de la Champions ha hecho acto de presencia.

En el campeonato doméstico, sigo viendo al Real Madrid como máximo favorito, a pesar de los pinchazos de las últimas semanas y de que el juego no es tan deslumbrante y frenético como en otras ocasiones. Si el Madrid consigue empatar en el Camp Nou, me atrevería a decir que la liga será blanca. Pienso que los de Mourinho llegarán a terreno blaugrana en unas circunstancias distintas a las de otras ocasiones en lo que al cara a cara se refiere. Sigo pensando que la eliminatoria de Copa del Rey en la que el Madrid empató a 2-2 en el Camp Nou fue un punto de inflexión porque ahí fue donde los jugadores, e incluso la afición madridista, se dio cuenta de que se podía superar al Barcelona si se le jugaba de tú a tú, sin miedo. Ese partido, en el que el Madrid pudo haber goleado al Barcelona y en el que los de Pep consiguieron dos tantos en sus dos únicas ocasiones de partido, es el camino que deben volver a seguir los de Mourinho en el duelo de este sábado. Por su parte, los de Guardiola llegan con los papeles intercambiados, como le ha sucedido al Madrid en los duelos directos en las últimas temporadas: como eterno perseguidor. El equipo blaugrana suma sus partidos por victorias desde el pinchazo ante Osasuna en febrero, y es ese ritmo trepidante es lo que ha puesto nervioso al Real Madrid. Si el Barcelona empieza dominando claramente el duelo y se impone en el Camp Nou, es posible que el factor psicológico sea el más determinante en los últimos partidos puesto que los nervios pasarán factura, y mucho, a los de Mourinho. El resultado final de este sábado influirá de una manera directa en el partido de vuelta de Liga de Campeones, sea cual sea el resultado de la ida.


En Champions, podría resumir lo que resta en dos palabras que engloban un contenido enorme en sí mismas: Chelsea y Bayern, Bayern y Chelsea. Dos de los clásicos del fútbol de europeo de nuevo con el colofón de la final de Munich como meta para Madrid y Barcelona. Será en este primer partido donde se decida parte de la eliminatoria, aunque también es cierto que el devenir de las semifinales dependerá también del resultado final del Camp Nou porque sin duda, ese partido habrá pesado y mucho, tanto en las piernas como en las cabezas de los jugadores. Pero de lo que no hay duda es que Madrid y Barça parten como favoritos. Nadie aúna a tantos grandes futbolistas como ellos, y la feroz competencia entre ambos les ha llevado a años luz de todos sus rivales europeos. Lejos quedan ya aquellos años de dominio inglés en la Champions o del Milán o Bayern en los que cruzarte con ellos te hacía ponerte a temblar.

Así, comienzan 10 días apasionantes de fútbol y de emociones fuertes en los que, en mi opinión, si hay alguien que tiene que perder algo es el Madrid. Los de Mourinho no pueden permitirse el lujo de dejar la Liga a un punto de diferencia para el resto de las jornadas después de haber disfrutado de una diferencia tan abultada durante tantos meses. Después, lo que ocurra en la hipotética final de Champions queda aún mucho por escribir. Por eso, serán estos próximos 10 días los que nos digan si de verdad este equipo, que ha hecho unos números estratosféricos, está a la altura del Barça, uno de los mejores equipos de la historia.

viernes, 30 de marzo de 2012

HASTA PRONTO, RADIO MARCA

Hoy, 31 de marzo de 2012 se trata de un día muy triste para mí. Acaba una etapa de mi vida en la que he podido cumplir uno de los sueños de mi vida: trabajar para el grupo del diario MARCA. Han pasado ya 6 meses desde aquella llamada en la que se me “invitaba” a formar parte de la familia de Radio Marca, tiempo en el que he aprendido y he vivido momentos que jamás olvidaré junto a muchos de los mejores periodistas deportivos de este país. Esta tarde, antes de coger el último bus hacia Plaza de Castilla de vuelta a casa, mi compañero y amigo Jorge Cobos me decía: “Javi, aún no sabemos donde hemos estado. Hemos estado en el epicentro del periodismo deportivo de este país”. Y puede ser verdad que tenga razón.

Hoy, 31 de marzo, se me hará imposible reprimir las lágrimas. Porque han sido un sinfín de momentos, y aunque como todo en la vida, también ha tenido sus malos, siempre, sea cual sea mi destino, miraré hacia atrás y recordaré estos 6 meses como una fase en el que he madurado, he trabajado, he llorado (de alegría y de tristeza), he aprendido y en el que me he emocionado como nunca antes lo había hecho trabajando codo con codo con periodistas de un nivel extraordinario como Pablo López, Rafael Sahuquillo, Vicente Ortega, Edu García o Paco García Caridad. Dicen que todo en la vida pasa por una razón, y por eso creo que después de la decepción que me supuso el haber trabajado en el diario AS, creo que esta oportunidad me llegó para que volviese a recuperar la ilusión perdida en el periodismo deportivo.

Podría ponerme a enumerar los 1000 y un momentos que periodísticamente nunca olvidaré: mi primera retransmisión con el Elche, mis reportajes del Madrid en Directo Marca Madrid con Sahuqui o los eventos en los que he podido tener de cerca y entrevistar a personajes del mundo del deporte como Felipe Reyes, Rubén de la Red, Simeone, Carlos Moyá, Ezquerro, Alfonso Pérez o Héctor Barberá. Y tampoco me quiero olvidar ni de David Bisbal, Antonio Orozco, Amaia Montero… artistas que he visto en infinidad de ocasiones por televisión o con los que he pasado muchos ratos escuchándolos en el coche y a los que he podido conocer personalmente.

Quizá, cuando hace un año y medio opté por venir a Madrid para intentar labrarme un futuro podría pensar en que había sido una decisión equivocada, y de hecho, me he separado de gente que era importantísima para mí durante demasiado tiempo. Pero ahora, y una vez haces balance fríamente, puedo decir que gracias a estos 6 meses estoy orgullosísimo de haber tomado esa decisión.

Tampoco quiero dejar de agradecer a todos mis compañeros, a sobre todo a los que han estado cerca de mí y con los que sé que nos une algo más que una relación de trabajo: Mila, Jorge y mis dos Raquelillas. Tampoco puedo olvidarme de Pinacho, Javi Poza, Javi de la Casa, Luis Behamud, Luis González, Álvaro Benito, Rafa Sahuquillo, Edu García, Javi Amaro, Talavera, Pipe… Pero sobre todo, no puedo dejar de escribir estas líneas sin acordarme de Vicente Ortega, un señor que hace todos los días un programa de 10 a 13 de la mañana que es para quitarse el sombrero. Él es un hombre sencillo, dicharachero, humilde, sano y sobre todo buen periodista. Él me recibió con los brazos abiertos el primer día y hoy me despido de él como se merece. Nunca olvidaré el día de mi 23 cumpleaños, un día en el que ni corto ni perezoso, esa gran voz me felicitó en directo delante de toda España. INOLVIDABLE. Sin duda alguna, conocerle a él, tanto como persona como periodista, es uno de los motivos por los que más me alegro de haber escogido trabajar o por lo menos, intentar ser algo en esta profesión. Él es un ejemplo como periodista, pero aún lo es más como persona. Gracias Vicen.

Hoy, 31 de marzo, empieza una nueva etapa en la que espero tan sólo que sea la mitad de significativa de lo que ha sido ésta última. Siempre seré de Radio Marca. ¡Hasta pronto familia!