jueves, 8 de noviembre de 2012

XABI ALONSO, EL MEJOR FICHAJE DESDE ZIDANE


Xabi Alonso (Tolosa, 1981), tenía solamente 21 años cuando un 13 de abril de 2003, el Real Madrid de los Zizou, Figo, Raúl, Ronaldo y compañía se presentó en Anoeta en un partido que aún queda fresco en los aficionados del ambos conjuntos. La Real, que estaba cuajando una temporada sensacional, vio la oportunidad de seguir la estela del un Madrid que se alejaba a 6 puntos del liderato del campeonato doméstico. Después de los 90 minutos, el 4-2 reflejaba en el marcador la absoluta superioridad de los donostiarras, en un encuentro en el que el mismo Xabi Alonso trajo el delirio a Anoeta con el cuarto gol tras un perfecto disparo con rosca sobre el palo izquierdo que se coló en la portería defendida por un jovencísimo Casillas. Los jugadores madridistas, entre ellos el mago "Zizou" se quedaron ensimismados ante el desparpajo y el control total del juego por parte de este chaval de 21 años. Hoy, casi 10 años después, es aquel adolescente tímido, tranquilo y con ese exquisito pase largo capaz de romper cualquier línea defensiva rival el que guía el juego del Real Madrid con un liderazgo incontestable.

Después de aquel partido, la historia es de sobra conocida: el Madrid ganó la Liga y dejó escapar, un año más tarde, a la jovencísima perla que ponía rumbo a la Premier, donde se hizo amo y señor del centro del campo del Liverpool durante 5 temporadas. Florentino no quiso pagar 18 millones por un jugador por el que años más tarde tuvo que pagar 30.


Creo, al igual que él mismo reconoció el día de su presentación en la sala de prensa del Bernabéu, que fichar por el Madrid era el paso que tenía que dar en su carrera, y por el que llevaba peleándose con su entonces técnico, Rafa Benítez, desde hacía varios meses. Desde ese día, hasta el último partido frente al Borussia, donde algunos dicen que Xabi jugó uno de sus peores partidos de blanco, el "14" blanco ha sido el faro del Madrid. Ni Sahin, Modric o Granero, a lo largo de estos 4 años, han podido dar las prestaciones del jugador vasco cuando él ha estado ausente. Por todo ello, y después de llevar siguiendo la actualidad del equipo blanco desde que tengo uso de memoria, desde mi más humilde opinión, pienso que Xabi Alonso es el mejor fichaje que ha realizado el Real Madrid desde el histórico traspaso de Zinedine Zidane en el verano de 2002.

Es cierto que muchos me recordaréis nombres ilustres que han pasado por el vestuario blanco a lo largo de esta década, como Sergio Ramos, Ronaldo, Beckham o CR7. Eso sí, hay que salvar las distancias. Obviamente, el rendimiento de un centrocampista no puede compararse a los registros goleadores de jugadores como Ronaldo o Cristiano Ronaldo, cuyos affaires con el gol han dado muchísimas alegrías al Real Madrid. Pero creo que el hecho de ser el motor del equipo durante tantas temporadas, y sin que apenas pueda disfrutar de un largo y merecido descanso (en 2008, 2009, 2010 y 2012 ha disputado torneos internacionales con la selección española) hacen que el rendimiento del tolosarra haya sido de matrícula de honor.

Ningún jugador de una extensa lista de más de 50 fichajes han tenido el peso, presencia, galones, envergadura, trascendencia y categoría (podría seguir añadiendo más atributos) en el centro del campo blanco como la que ha venido demostrando Xabi Alonso desde que fichara por el Madrid en aquel tumultuoso verano de 2009.


Su palmarés es envidiable. A nivel de clubes, el donostiarra lo ha ganado todo, gozando de un papel superlativo en cada uno de los trofeos que quedan anotados en su curriculum. Para la memoria queda aquella final de Liga de Campeones frente al Milán, en el que un gol suyo (tras rechace del penalti que repelió Dida) marcó el inicio de la histórica remontada red que acabó llevando la orejona camino de Liverpool en aquella mágica noche de 2005 en Estambul. En el Real Madrid, Alonso ha tenido un papel fundamental en los tres títulos cosechados desde la llegada de Mourinho al equipo blanco: Liga, Copa y Supercopa. 

Con el portugués al mando, el control de Xabi Alonso sobre el juego blanco ha sido, si cabe, aún más trascendente, puesto que se ha erguido como una de las piezas fundamentales de The Special One. Es para Mourinho uno de los cuatro pilares del equipo (Casillas, Ramos, Xabi Alonso y Cristiano Ronaldo), y su prolongación táctica en el terreno de juego. El carácter más bien introvertido y tímido de Xabi Alonso ha propiciado que su papel haya sido de mediador entre los conflictos que han existido en las dos últimas temporadas entre el los jugadores españoles y Mourinho, por lo que siempre ha estado al margen de cualquier trifulca en el vestuario. En cuanto a la afición, él es también uno de los "intocables" para el Santiago Bernabéu, que valora como a ningún su capacidad de trabajo, eso y el hecho de tener en él a uno de los integrantes de la plantilla que hizo a España campeona del mundo hace de Xabi Alonso un jugador especial para las gradas de Chamartín. El año pasado, en el único partido que el tolosarra ha sido sustituido en estas cuatro temporadas, la afición le brindó una atronadora ovación al dejar el terreno de juego. Este año se encuentra, como en otras ocasiones, entre los 23 nominados para ganar el trofeo Balón de Oro FIFA.

Xabi ha jugado 158 partidos y ha marcado 6 goles en las 4 temporadas que lleva jugando en el Real Madrid. Más datos: de un total de 182 partidos oficiales, Alonso ha jugado en 161 de ellos. 


Con él el Madrid encontró al constructor de juego que estaba anhelando desde la marcha del gran Zizou (aunque la posición de _Xabi sea más alejada del área). Todavía recuerdo con cierto bochorno aquellas temporadas en las que el juego del equipo blanco pasaba por la inspiración de un tal Fernando Gago, Pablo García, Emerson, Diarra o Wesley Sneijder. Otros me podrán recordar a Guti, por ejemplo. Ningún centrocampista ha mostrado la regularidad de la que sí ha hecho gala el tolosarra, y por ello, el equipo sufre demasiado cuando él no está. De hecho, a muchos madridistas aún les duele ese encuentro de octavos de final de Liga de Campeones de la temporada 2009/2010 frente al Lyon, un partido que Xabi se perdió por sanción y que estoy seguro, no habría acabado con el Madrid de vuelta a casa si el entonces "22" blanco hubiese estado en el terreno de juego.

Pero no sólo ha sido su club el beneficiado de este jugador. Aunque a alguno le pese, desde que Xabi Alonso es titular indiscutible de la selección española, junto con Busquets en el archiconocido doble pivote, España ha ganado un Mundial y una Eurocopa, aunque también es cierto que tuvo una notable presencia en el europeo que se ganó en Austria y Suiza, siendo siempre el primer recambio de Luis Aragonés en toda la fase final del torneo. Actualmente, Alonso ha disputado un total de 106 partidos con la Roja, a 20 del segundo clasificado, Andoni Zubizarreta. Es de esperar que cuando deje de jugar en la selección (todo hace pensar que será después del Mundial de Brasil) Alonso quedará como en el podio de jugadores, junto con Casillas y Xavi, con más partidos en la historia de la selección, pudiendo superar perfectamente los 130 partidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada